Algunos consejos para los nuevos propietarios de las motos acuáticas Sea-Doo... Tu moto acuática Sea-Doo ha sido construida siguiendo los criterios de calidad más exigentes. Con los cuidados, las operaciones de limpieza y un programa de mantenimiento adecuados, podrás disfrutar plenamente del producto durante varios años.

 

Lea el manual de usuario

Conóce todo lo que deseas de tu moto acuática; pero también es importante que tengas presente lo que ésta necesita.

El manual del usuario contiene información muy útil sobre distintos aspectos: desde la relación de características y ventajas hasta las ubicaciones de los mandos y componentes, pasando por las revisiones previas al funcionamiento y las instrucciones posteriores al uso, los procedimientos de mantenimiento periódico y los procedimientos especiales.

Programa de mantenimiento

El manual del usuario incluye también una serie listas de puntos para revisión que deberá efectuar. Algunas de estas tareas te corresponden a ti, mientras que otras deberán llevarse a cabo en un concesionario autorizado de Sea-Doo. Las listas de revisión más importantes son las siguientes:

  • Lista de puntos a revisar para la inspección tras 10 horas de funcionamiento – expresamente recomendada; debe realizarse en un concesionario o distribuidor autorizado
  • Lista de puntos a revisar de forma diaria previas a la utilización – corresponde al propietario.
  • Lista de puntos a revisar para la preparación de pretemporada – corresponde al propietario y al concesionario o distribuidor

Si tienes dudas acerca de algún aspecto relacionado con el funcionamiento de la moto acuática Sea-Doo, o bien sobre cualquiera de los puntos indicados en las listas de puntos a revisar relacionadas, consulta a tu concesionario o distribuidor autorizado.

Cuidados y limpieza adecuados

Cuidados y limpieza adecuados: Recuerda que siempre puede recurrir al concesionario o distribuidor autorizado de Sea-Doo en lo referente a accesorios, fundas (Imagen 1), toldos (Imagen 2), repuestos (aceite, bujías, etc.) y suministros de limpieza que puedas necesitar para mantener en buen estado y apariencia tu Sea-Doo.


Ahora que has leído todo el manual del usuario de Sea-Doo, ya puedes disfrutar de la navegación. Ahora es importante empezarla a conducir correctamente. Como en la conducción de un automóvil, no deberás llevar al límite tu nueva moto acuática en la fase inicial de uso.

 

   Funda                                               Funda

 

Durante este período debes utilizar la moto acuática a distintos niveles de r.p.m., de bajo a alto. Durante el período inicial de conducción, no navegues nunca a toda velocidad. Absténte de acelerar a fondo para impresionar a tus pasajeros, aunque éstos te lo pidan. Estamos seguros de que tendrás muchas ocasiones de hacerlo en el futuro.

Cuida tu moto acuática como se merece. ¡Mantenla limpia y protegida! Una funda es una buena inversión. Puedes obtenerla a través de un concesionario o distribuidor autorizado Sea-Doo. Limpia bien la moto acuática después de utilizarla. Esta operación es indispensable si la utilizas en agua salada. Mantén bien lubricados los componentes del motor, las piezas metálicas y la bomba. Diríjete a su concesionario o distribuidor autorizado Sea-Doo para obtener los suministros de limpieza más adecuados.

Si navegas en un entorno marino, deberás ejecutar un simple procedimiento de lavado con chorro de agua, que se describe en el manual de uso. ¿Ya leiste el manual de uso? Si no es así, lo necesitarás. A continuación, ve a la sección "Cuidados posteriores al uso". Detente en este punto y búscalo. Un lavado con chorro de agua limpia del sistema de escape y otros componentes es esencial para neutralizar los efectos corrosivos de la sal y de otros productos químicos presentes en el agua. La limpieza con chorro de agua también ayudará a eliminar arena, sal, conchas y otras partículas presentes en los cuerpos de agua que podrían provocar un sobrecalentamiento del sistema de escape.


Cuida tu Sea-Doo como si fuera tu bebé. ¡Mantenla limpia y protegida!